jueves, 21 de junio de 2012

Cómo hacer un periscopio

Uno de los objetos más entretenidos para todo tipo de edades es el famoso Periscopio.


Este se trata de un pequeño –o también grande- instrumento, utilizado para observar algo desde una posición oculta. Morfológicamente, es un tubo en cuyos extremos tiene un juego de espejos colocados en un ángulo de 45° en relación a su línea de unión.


Los Materiales y Herramientas a utilizar serán:


• Una caja larga y estrecha. (ej: una de leche)
• 2 pequeños espejos. (ej: de las cajas de maquillaje). Estos deberán tener una anchura mayor que la de la caja.
• Cinta.
• cuter o cuchillo.
• Marcador.

Paso 1: El primer paso consiste en el armado del cuerpo de nuestro periscopio. Ante todo se deberán cerrar los extremos con un poco de cinta. Luego, cubrir enteramente el cuerpo con cinta.



Paso 2: Una vez realizado esto, se procede a un corte: hay que colocar la caja debajo de un espejo, y trazar el contorno con nuestro marcador. Una vez hecho eso, se deberán cortar ambos extremos con una trincheta o cuchillo bien afilado.



Paso 3: Para llevar a cabo este paso, habrá que demarcar una línea a 45° de la base, sobre el lateral, y luego hacer un corte sobre la misma. Lo mismo del otro lado. Ahora sí se pueden colocar ambos espejos.



 ¡Ya tenemos nuestro periscopio listo para usar!

1 comentario:

perla dijo...

es muy interesante lo q publican